La Navidad

Inicia hoy, especialmente para el mundo cristiano la temporada que comúnmente conocemos como la navidad.

¿Qué se celebra en esta época?

Aunque no fue en el mes de diciembre que el Salvador Jesús nació, hubo algunos estudiosos que se atrevieron a fijar esta fecha como en la que Dios se hizo hombre. Pero más allá de lo que afirman los investigadores con sus desacertados cálculos, de lo que sí nos debemos ocupar es en creer lo que dicen los escritores sagrados inspirados por el Espíritu mismo de Dios. Veamos:

¿Qué Dijo Isaías?

Del tronco de Isaí brotará un retoño; un vástago nacerá de sus raíces. El Espíritu del Señor reposará sobre él: espíritu de sabiduría y de entendimiento, espíritu de Consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del Señor. Él se deleitará en el temor el Señor; no juzgará según las apariencias, ni decidirá por lo que oiga decir, sino que juzgará con justicia a los desvalidos, y dará un fallo justo en favor de los pobres de la tierra. Destruirá la tierra con la vara de su boca; matará al malvado con el aliento de sus labios. La justicia será el cinto de sus lomos y la fidelidad el ceñidor de su cintura. Isaías 11:1-5

Sigue diciendo el mismo profeta:

A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pero en el futuro honrará a Galilea, tierra de paganos, en el camino del mar, al otro lado del Jordán. El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz; sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido. Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin. Gobernará sobre el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y sostenerlo con justicia y rectitud desde ahora y para siempre. Esto lo llevará a cabo el celo del Señor Todopoderoso. Isaías 9:1-7

¿Qué dice Ezequiel?

Mi siervo David será su rey, y todos tendrán un solo pastor. Caminarán según mis leyes, y cumplirán mis preceptos y los pondrán en práctica. Habitarán en la tierra que le di a mi siervo Jacob, donde vivieron sus antepasados. Ellos, sus hijos y sus nietos vivirán allí para siempre, y mi siervo David será su príncipe eterno. Ezequiel 37:24-25

¿Qué dice Miqueas?

Reagrupa tus tropas, ciudad guerrera, porque nos asedian. Con vara golpearán en la mejilla al gobernante de Israel. Pero de ti, Belén Efrata, pequeña entre los clanes de Judá, saldrá el que gobernará a Israel; sus orígenes se remontan hasta la antigüedad, hasta tiempos inmemoriales. Miqueas 5:1-2

¿Qué dice Moisés?

El Señor tu Dios levantará de entre tus hermanos un profeta como yo. A él sí lo escucharás. Por eso levantaré entre sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande. Deuteronomio 18:15,18

Según lo narran las Sagradas Escrituras son innumerables los anuncios de parte de Dios, aun por labios de personas no tan gratas como lo fue el profeta Balaam quien habló lo siguiente:

Lo veo, pero no ahora; lo contemplo, pero no de cerca. Una estrella saldrá de Jacob; un rey surgirá en Israel. Aplastará las sienes de Moab y el cráneo de todos los hijos de Set. Números 24:17

Quedo corto en tiempo y en papel para publicar los anuncios de la llegada del verdadero Rey y Señor Jesús, pero te invito a que investigues los textos sagrados. Es de este Rey anunciado sobre el cual quiero invitarte a que te maravilles, porque a veces nos maravillamos ante reyes y gobernantes terrenales, que a la postre perecen como cualquier otro mortal, pero ¿te imaginas el gozo y la inspirada adoración que experimentaremos cuando estemos ante el rey de Reyes un día? Dicho encuentro sería muchísimo más gozoso que el que produce la misma navidad.

Imagina por un breve momento si un rey decidiera ser una persona común y corriente por un período de tiempo y que caminara, trabajara, hablara, comiera, llorara, y riera contigo. Estarías realmente asombrado. Eso es lo que Cristo Jesús hizo por nosotros – “invadió” la humanidad por un tiempo para que algún día lo podamos ver en todo su esplendor.

¡Feliz Navidad!

 

Rvdo. Nicolás Ocampo J.

Pastor

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 765
Boletín 765

Boletín 764
Boletín 764

Boletín 763
Boletín 763

Boletín 762
Boletín 762

Boletín 761
Boletín 761

Boletín 760
Boletín 760