Israel y la Iglesia - Génesis

Me permito desde hoy y durante los siguientes domingos compartirle algunos apuntes con respecto a la Historia de Israel y de La Iglesia. Y para ello empezaremos un viaje en el tiempo y nos trasladaremos a Génesis.

La razón: Si conocemos los orígenes de Israel, tendremos claro el Propósito Eterno de Dios al llevar a cabo la obra de Redención que consiste en levantar un pueblo santo para Él, compuesto por  personas de Israel y del resto de las naciones. Espero que sea de mucho provecho para usted, así como lo ha sido para mí.

Génesis de acuerdo con el testimonio de la misma Biblia le asigna su autoría a Moisés. Aunque los acontecimientos de Génesis ocurrieron mucho antes de que Moisés naciera, nos indica que todo lo recibió por comunicación sobrenatural directa de Dios, razón suficiente que nos permite creer lo que de otra manera no se hubiera podido lograr, reunir en un único texto detalles de las historias familiares de Abraham y sus descendientes, y de su vida en la comunidad israelita en Egipto.

Génesis registra las historias de La Creación del mundo, la caída del hombre en el pecado, el Diluvio Universal, el llamado que El Señor le hace a Abraham y la primera historia de los ancestros de Israel. Las historias de Génesis probablemente circulaban entre los israelitas que vivían en Egipto, y les recordaba su herencia familiar y espiritual y explicaban su situación actual. Génesis preservaba las historias individuales (como las de José), que podían ofrecer esperanza al pueblo esclavizado de Dios. Las Promesas a Abraham sobre el futuro de su generación, también los motivaban. Más tarde, los israelitas se involucraron directamente en el éxodo, así como las generaciones sucesivas sin duda leyeron Génesis para poder comprender esta pieza de la grandiosa saga de su origen nacional. El cumplimiento de Las Promesas históricas de Dios a los patriarcas sirvió como testimonio de Su Fidelidad constante.  

Génesis documenta el nacimiento y la primitiva historia de la humanidad. Dios no creó solamente el mundo físico, también con sus propias manos formó al hombre y la mujer a Su Propia Imagen, y les otorgó el regalo del libre albedrío. Con el tiempo se dieron cambios, entre estos la caída de la humanidad en el pecado y el gran diluvio resultante. Los siglos pasaron y en algún punto El Señor eligió concentrar su atención particular en un individuo (Abram), de una familia común, adoradora de ídolos, quien a su vez, optó por escuchar y obedecer a Dios. Desde estas raíces poco relevantes empezó la hazaña triunfante, y a menudo temporalmente trágica, de la historia de La Redención.

En Génesis encontrarás:

  1. La Creación del mundo
  2. La Creación del ser humano
  3. El Pecado

El plan global de Redención trazado por Dios mismo, entre otros. No dejes de estudiar Génesis, te recomiendo que lo hagas con todo esmero.

Rvdo. Nicolás Ocampo J.

Pastor

  

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 794
Boletín 794

Boletín 793
Boletín 793

Boletín 792
Boletín 792

Boletín 791
Boletín 791

Boletín 790
Boletín 790

Boletín 789
Boletín 789