Israel y la Iglesia - Deuteronomio

Continúo durante los siguientes domingos compartirle algunos apuntes con respecto a la Historia de Israel y de La Iglesia. Y para ello empezaremos un viaje en el tiempo y nos trasladaremos a Deuteronomio.

La razón:

Si conocemos los orígenes de Israel, tendremos claro el Propósito Eterno de Dios al llevar a cabo la obra de Redención que consiste en levantar un pueblo santo para Él, compuesto por personas de Israel y del resto de las naciones. Espero que sea de mucho provecho para usted, así como lo ha sido para mí.

Luego de cuarenta años de vagar por el desierto, los israelitas estaban listos para entrar en Canaán. En vista de que este Libro también resume La Ley para sus futuras generaciones, aquellos que la siguieran luego deberían también comprenderla y obedecerla, por lo tanto, esta vez, te invito a que visualices a los israelitas en la frontera de Canaán, deseosos de escuchar lo que el anciano y fiel líder Moisés, tenía que decir. Muchos de ellos habían nacido o habían alcanzado la edad adulta en el desierto. Moisés sabía que él no podría entrar a Canaán por su desobediencia, pero, aun así, lleno del Espíritu Santo dio tres extensos discursos, con los que reafirmó los requisitos del Pacto de Dios con Israel y la necesidad de que las futuras generaciones recordaran y vivieran de acuerdo con estos. Una vez más, te invito a que hagas un intento de ponerte en el lugar de alguno de aquellos y así entrar en ese sentimiento de expectativa que tenía aquella multitud reunida y que había esperado tanto tiempo por los acontecimientos que estaban por suceder. Estos fueron realmente discursos trascendentales en un tiempo vital en la historia de Israel.

Veamos algunas características de este Libro:

  • EL PACTO: El principal tema de Deuteronomio es la relación de Pacto entre el Señor y su pueblo. El inmerecido amor de Dios. (Deuteronomio7:6-9). Aprovecho esta oportunidad para recordarte otros Pactos de Dios, los cuales merecen un importante enfoque de Las Sagradas Escrituras: El Pacto con Noé (Génesis 9:8-17), El Pacto con Abraham (Génesis 15:9-21), el Pacto con el pueblo de Israel en el Monte Sinaí ( Éxodo 19:5-6), el Pacto Levítico ( Números 25:10-13), el Pacto con David (2Samuel 7:5-16), y el Nuevo Pacto ( Jeremías 31:31-34). 

  • OPCIONES: El Pacto exhortaba al pueblo de Dios a enseñar, recordar y obedecer (Deuteronomio 6:6-25). Dios el Señor prometió que la obediencia traería bendición (Deuteronomio 28:1-14), pero advertía que la desobediencia resultaría en maldición y su consecuente daño (Deuteronomio 28:15-68).

  • EL POBRE: Como un reflejo del amor de Dios por las clases socialmente vulnerables (Deuteronomio 10:18-19), Deuteronomio asignaba protección y mandatos especiales que involucraban la inclusión de viudas, huérfanos, extranjeros, personas con movilidad reducida y ancianos. (Deuteronomio 5:14; 14:29; 15:7-11; 16:11,14; 24: 10-21; 26:12-13; 27:19

Rvdo. Nicolás Ocampo J.

Pastor

  

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 801
Boletín 801

Boletín 800
Boletín 800

Boletín 799
Boletín 799

Boletín 798
Boletín 798

Boletín 797
Boletín 797

Boletín 796
Boletín 796