Israel y la Iglesia (Josué)

Continúo durante los siguientes domingos compartiéndote algunos apuntes con respecto a la Historia de Israel y de La Iglesia. Y para ello avanzaremos en este viaje en el tiempo y nos trasladaremos a la época de JOSUÉ.


La razón: Si conocemos los orígenes de Israel, tendremos claro el Propósito Eterno de Dios al llevar a cabo la obra de Redención que consiste en levantar un pueblo santo para Él, compuesto por personas de Israel y del resto de las naciones. Espero que sea de mucho provecho para ti, así como lo ha sido para mí.
Al haber recibido poder y ser comisionado de parte de Dios para ser el reemplazante de Moisés, Josué estaba listo para completar la obra de Moisés: Conquistar los territorios de Canaán, repartir esta tierra entre las tribus de Israel, y mantener viva la fe del pueblo escogido en un solo Dios verdadero. Ahora tenemos una segunda generación de esclavos, en La Tierra Prometida. Preste atención a la evidencia de que, como el portavoz elegido de Dios, Josué haría todo lo posible por mantener la responsabilidad de Israel de cumplir su parte del Pacto.
Además, quiero invitarte a que observes la inquebrantable resolución e intervención de Dios en ayudar a los israelitas a derrotar a los cananeos y con ellos derrotar su idolatría.


En el libro de Josué encontrarás:


1. Dios el Gran Guerrero: Este libro presenta al Señor como un guerrero que rescata a su pueblo de manos de sus enemigos (1:1 hasta 12:24). Efectivamente, hoy día la iglesia está involucrada en una confrontación mucho más peligrosa: contra el propio mal *(Efesios 6:12). Pero Dios nos ha dado poderosas armas espirituales *(Efesios 6:10-18), y entramos en esta batalla o lucha, como quieras llamarla, seguros de que el Señor Jesús ya ha asegurado el resultado final con su Victoria. Lee con atención en *Colosenses 2:13-15; *Apocalipsis:19:11-21)


2. La fidelidad de Dios : la segunda parte de este magnífico libro de Josué (13:1 hasta 24:33) resalta la fidelidad de Dios a sus promesas (Josué 21:45; 23:14). Mientras Israel tomaba posesión de La Tierra prometida, las antiguas promesas hechas a Abraham *(Genesis 12:1-3) se convirtieron en realidades concretas. Dios el Señor cumple con Sus Promesas y a nosotros como iglesia se nos ha dado “preciosas y magníficas promesas” *(2 Pedro 1:4), cada una de las cuales está cumplida en Cristo Jesús *(2Corintios 1:20).

*Nota: Me atrevo a poner solo las citas bíblicas y no todo el texto, con el ánimo de incitarte a que tomes tu propia Biblia y corrobores con tus propios ojos, lo que he escrito. Hazlo, y por favor, ruego tu comprensión.

Rvdo. Nicolás Ocampo J.

Pastor

  

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 804
Boletín 804

Boletín 803
Boletín 803

Boletín 802
Boletín 802

Boletín 801
Boletín 801

Boletín 800
Boletín 800

Boletín 799
Boletín 799