La garganta y el cuello

Nunca, había llamado tanto mi atención el tema de la garganta y el cuello, como a partir del momento en el que el virus empieza a hacer estragos en el ser humano.

Creo que después de más de un año de haberse extendido sobre el mundo entero tan letal veneno, hemos aprendido que este ataca las vías respiratorias del ser humano y quienes no logran superarlo, mueren literalmente ahogados después de pasar  horas de desesperación a causa de la ausencia de oxígeno, y ante los ojos de los  médicos que muestran su impotencia para poder salvar las vidas de sus pacientes, quienes ni siquiera por medios artificiales como un respirador o una intubación para suministrarles oxígeno medicinal pueden salvar la vida de muchos de ellos. Gracias a Dios son mucho más los recuperados que los fallecidos, pero los que han vivido para contarlo, afirman haber pasado por una situación espantosa y para nada deseable. 

Pues bien, me propuse a la luz de las Sagradas Escrituras estudiar acerca del cuello y la garganta del ser humano, y en razón a esto te comparto la siguiente conclusión, la cual espero te sea útil.

Existen varias palabras en hebreo para cuello o garganta (por ejemplo, garon o nephesh)

La garganta es el medio por el que una persona respira, come y, por así decirlo, recibe vida. Por lo tanto, la palabra nephesh, a pesar de que significa concretamente “garganta” generalmente es traducida como “vida”, “alma” o incluso “persona”. Estas palabras son, por lo general, usadas para expresar el carácter íntimo de una persona. Como tal, el cuello o garganta pueden ser:

Engañosos:

En sus palabras no hay sinceridad; en su interior sólo hay corrupción. Su garganta es un sepulcro abierto; con su lengua profieren engaños. Salmo  5:9 

Arrogantes:

El Señor dice: «Las hijas de Sión son tan orgullosas que caminan con el cuello estirado, con ojos seductores y pasitos cortos, haciendo sonar los adornos de sus pies. Isaías 3:16 

Testarudos:

«No sean altaneros», digo a los altivos; «No sean soberbios», ordeno a los impíos;

«No hagan gala de soberbia contra el cielo, ni hablen con aires de suficiencia.» Salmos 75:4-5 

Pero también pueden ser instrumentos de Alabanza a Dios:

Que broten de su garganta alabanzas a Dios, y haya en sus manos una espada de dos filos Salmos 149:6 

 

Además, la garganta puede servir para manifestar el temperamento irascible:

Los danitas respondieron: —No nos levantes la voz, no sea que algunos de los nuestros pierdan la cabeza y los ataquen a ustedes, y tú y tu familia pierdan la vida. Jueces 18:25 

 

También, el cuello, esa parte de nuestro cuerpo donde está la garganta, literalmente son usados para mostrar collares y joyas preciosas:

¡Qué hermosas lucen tus mejillas entre los pendientes! ¡Qué hermoso luce tu cuello entre los collares! Cantares 1:10 

 

Pero además el cuello sirvió para llevar el yugo de la esclavitud:

En aquel día esa carga se te quitará de los hombros, y a causa de la gordura se romperá el yugo que llevas en el cuello. Isaías  10:27 

 

Quiero agregar además que, figurativamente, el cuello o garganta podría decirse también, eran para mostrar lo que una persona consideraba valioso:

Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre. Grábatelos en el corazón; cuélgatelos al cuello. Proverbios 6:20-21

 

¡Ah!, y también para mostrar las consecuencias del pecado:

Pesan mis pecados como un yugo sobre mí; Dios mismo me los ató con sus manos.  Me los ha colgado al cuello, y ha debilitado mis fuerzas. Me ha entregado en manos de gente a la que no puedo ofrecer resistencia. Lamentaciones 1:14 

 

Reitero, espero te sea útil este sencillo estudio, como creo que te han sido útiles los demás.

 

Rvdo. Nicolás Ocampo J.

Pastor

  

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 837
Boletín 837

Boletín 836
Boletín 836

Boletín 835
Boletín 835

Boletín 834
Boletín 834

Boletín 833
Boletín 833

Boletín 832
Boletín 832