Antes que nada, es muy importante que no debemos disfrazar la realidad cuando pasamos tiempos de aflicción. La realidad que actualmente vive nuestro país no es nada envidiable, y créame, que en mayor o menor proporción, este caos nos ha afectado a todos los colombianos y por supuesto que a la iglesia también.

Son muchas veces que he oído la pregunta: ¿Por qué permite Dios el sufrimiento?

Una creencia común pero errada que tiene mucha gente frente a la enfermedad es que, esta es invariablemente un castigo de Dios por causa del pecado.

El dicho: “Guerra avisada, no mata soldado”, lo escuché por primera vez en mi vida en el año 1967, cuando apenas tenía 9 años de edad; para ese momento cursaba mi tercer grado de primaria, y fue precisamente en labios de mi profesor

“El débil nunca puede perdonar. Perdonar es el atributo del fuerte”  

Quiero con esta frase singular, empezar este saludo para tratar de hacerme entender por aquellos que aun piensan que Dios no puede perdonar.

Y aunque parecidos, son distintos absolutamente. Por lo tanto no podemos caer en el gran error de invertir este orden al poner nuestra confianza en los humanos antes que en Dios.

Muchas expresiones podrían usarse al momento de intentar hablar o escribir con respecto al Glorioso Regreso del Señor Jesús. De hecho, no son pocas las Escrituras que nos hablan al respecto y que a las claras nos infunden una precisión tan diáfana,

Edición impresa: El Tiempo Final

Boletín 867
Boletín 867

Boletín 866
Boletín 866

Boletín 865
Boletín 865

Boletín 864
Boletín 864

Boletín 863
Boletín 863

Boletín 862
Boletín 862