Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

El Propósito Eterno

El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales, conforme a su eterno propósito realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. Efesios 3:10-11

Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo. Isaías 46:10

Todo lo que hacemos en la vida, parece que necesita tener un fin.

¿Por qué quieres estudiar?

¿Por qué te quieres casar?

¿Por qué no te quieres casar?

¿Por qué quieres trabajar en este lugar?

¿Por qué vas a renunciar?

Y todo esto de alguna manera muestra que en cierto grado hemos recibido de Dios una capacidad de elegir por medio de la voluntad, pero, además hemos recibido la capacidad de razonar el porqué de nuestra elección.

Me gustaría preguntarle si usted se ha cuestionado alguna vez ¿el porqué de Dios?

¿Por qué hizo el universo?

¿Por qué los astros?

¿Por qué la vida humana?

¿Por qué me llamó a la existencia?

¿Por qué se manifestó como hombre en la persona de Jesús?

¿Por qué murió en la cruz?

¿Por qué nos dio su Palabra?

Y todo lo que nos genere cuestionamiento.

La respuesta a todo esto es manifestada por el Apóstol Pablo como: EL PROPÓSITO ETERNO.

Quisiera antes de proseguir decirles que la Biblia habla de los “planes de Dios”, que se usa en plural, pero cuando habla del “Propósito de Dios” lo hace en singular.

Escucho a la gente con mucha regularidad decir “los propósitos de Dios”, pero esta no es una verdad, Dios no tiene propósitos, Él tiene UN PROPÓSITO ETERNO, uno solo.

Antes de continuar, vale la pena aclarar que en Versiones como la NVI (que es una muy buena versión) en dos pasajes que son: Isaías 55:11 y Jeremías 30:24, se usó la palabra “propósitos”, en plural para dos palabras que son muy diferentes.

En hebreo, la PALABRA PROPÓSITO ES “ETSÁ” que significa, consejo, designio, decisión personal.

Mientras que en Isaías 55:11 la Palabra es Shalakj que significa orden de enviar lejos y en Jeremías 30:24 la palabra es Mezimmá que significa, pensamiento para mal.

En griego, LA PALABRA PROPÓSITO ES “PRÓDSESIS”, que tiene el mismo significado que en hebreo y es: intención, designio, deseo, colocar antes de la ejecución, determinar.

Retomando lo que veníamos diciendo, el Apóstol Pablo dice lo siguiente:

El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales, conforme a SU ETERNO PROPÓSITO realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. Efesios 3:10-11

Ahora bien, ¿Cuál es ese Propósito Eterno?

¿Cuál es la motivación de Dios para que inclusive llegara al punto de manifestarse como hombre en la Persona de Jesús el Señor?

La respuesta es: Dios está esperando tener Su propio Pueblo Especial.

EL PROPÓSITO ETERNO DE DIOS ES: UN PUEBLO ESPECIAL PARA SU REINO.

El Apóstol Pablo que entendió muy bien esto dijo:

En verdad, DIOS HA MANIFESTADO A TODA LA HUMANIDAD SU GRACIA, la cual trae salvación y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, MIENTRAS aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar PARA SÍ UN PUEBLO ELEGIDO, dedicado a hacer el bien. Tito 2:11-14

Dios está esperando tener su propio pueblo especial. ¿Por qué tolera la horrible maldad, la agonía, el sufrimiento, la pobreza, todas las cosas horribles que están sucediendo en la tierra?

Dios con una palabra podría detenerlas, PERO NO LO HARÁ HASTA QUE TENGA UN PUEBLO PARA SÍ.

Jesús quiere una esposa con quien compartir el trono. Ese es el Propósito Eterno de Dios.

Desde la antigüedad Dios había declarado esto en relación a su Pueblo Israel:

Si ahora ustedes me son del todo obedientes, y cumplen mi pacto, serán mi propiedad exclusiva entre todas las naciones.

Aunque toda la tierra me pertenece, USTEDES SERÁN PARA MÍ UN REINO DE SACERDOTES Y UNA NACIÓN SANTA.

"Comunícales todo esto a los israelitas." Éxodo 19:5-6

Pero el Pueblo de Israel rechazó al Señor:

Escucha, tierra:

Traigo sobre este pueblo una desgracia,

fruto de sus maquinaciones,

porque no prestaron atención a mis palabras,

SINO QUE RECHAZARON MI ENSEÑANZA. Jeremías 6:19

 

RECHAZARON MIS LEYES, desobedecieron mis decretos y profanaron mis sábados, ¡Y TODO ESTO LO HICIERON POR HABER ANDADO TRAS ESOS ÍDOLOS MALOLIENTES! Ezequiel 20:16

 

"Sin embargo, LOS ISRAELITAS SE REBELARON CONTRA MÍ. No siguieron mis decretos y no obedecieron mis leyes, que son vida para quienes los obedecen. Además, profanaron mis sábados. Por eso, cuando estaban en el desierto, pensé agotar mi furor y descargar mi ira sobre ellos.

Pero me contuve en honor a mi nombre, para que no fuera profanado ante las naciones, las cuales me vieron sacarlos de Egipto.

También con la mano en alto les juré en el desierto que los dispersaría entre las naciones. Los esparciría entre los países

porque, obsesionados como estaban con los ídolos malolientes de sus antepasados, desobedecieron mis leyes, RECHAZARON MIS DECRETOS y profanaron mis sábados. Eze 20:21-24

 

Y como si fuera poco, además de rechazar las enseñanzas, las leyes, los decretos; y de rebelarse y haberse ido tras los ídolos malolientes, el Pueblo de Israel, rechazó al Mesías anunciado:

El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros antepasados, ha glorificado a su siervo Jesús. Ustedes lo ENTREGARON Y LO RECHAZARON ante Pilato, aunque éste había decidido soltarlo.

RECHAZARON AL SANTO Y JUSTO, y pidieron que se indultara a un asesino. Hechos 3:13-14

Ahora bien, todo esto Dios lo hizo para cumplir Su Propósito Eterno y esto es que al final no solamente Israel fuera su Pueblo Elegido, sino que todos los que confesaran a Jesús como Rey y vivieran para su Reino y como su Pueblo, recibieran esta promesa.

El Apóstol Pablo dice:

Ese misterio, que en otras generaciones no se les dio a conocer a los seres humanos, ahora se les ha revelado por el Espíritu a los santos apóstoles y profetas de Dios; es decir, QUE LOS GENTILES SON, JUNTO CON ISRAEL, BENEFICIARIOS DE LA MISMA HERENCIA, miembros de un mismo cuerpo y participantes igualmente DE LA PROMESA EN CRISTO JESÚS MEDIANTE EL EVANGELIO.

De este evangelio llegué a ser servidor como regalo que Dios, por su gracia, me dio conforme a su poder eficaz. Aunque soy el más insignificante de todos los santos, recibí esta gracia de predicar a las naciones las incalculables riquezas de Cristo, y de hacer entender a todos la realización del plan de Dios, el misterio que desde los tiempos eternos se mantuvo oculto en Dios, Creador de todas las cosas.

EL FIN DE TODO ESTO es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales, conforme A SU ETERNO PROPÓSITO realizado EN CRISTO JESÚS NUESTRO SEÑOR. Efesios 3:5-11

El Apóstol Pedro, confirmará gracias al Espíritu Santo, que también los que no son Israel pueden llegar a ser el Pueblo de Dios para cumplir Su Propósito Eterno.

PERO USTEDES SON linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, PUEBLO QUE PERTENECE A DIOS, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

USTEDES ANTES NI SIQUIERA ERAN PUEBLO, PERO AHORA SON PUEBLO DE DIOS; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido. 1Pedro 2:9-10

Un pueblo santo y purificado de las malas acciones del egoísmo, de la ambición, celoso y de buenas obras. Acerca de este Propósito el Apóstol Juan dice:

¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame HIJOS DE DIOS! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.

Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.

Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, SE PURIFICA A SÍ MISMO, ASÍ COMO ÉL ES PURO. 1Jn 3:1-3

 

Hay muchas más cosas por decir, pero, quisiera terminar con tres puntos e invitarle a meditar en ellos:

 

1. EL PROPÓSITO ETERNO DE DIOS ES UN PUEBLO PARA SU REINO.

Escuchen, yo sé que ninguno de ustedes, entre quienes HE ANDADO PREDICANDO EL REINO DE DIOS, volverá a verme. Por tanto, hoy les declaro que soy inocente de la sangre de todos, porque sin vacilar les he proclamado todo EL PROPÓSITO DE DIOS. Hechos 20:25-27

2. EL CUIDADO DE DIOS PARA EL PUEBLO DE SU REINO.

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados DE ACUERDO CON SU PROPÓSITO.

Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Rom 8:28-29

3. EL TIEMPO DE DIOS PARA SU REINO.

Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad conforme al buen PROPÓSITO QUE DE ANTEMANO ESTABLECIÓ EN CRISTO, para llevarlo a cabo cuando SE CUMPLIERA EL TIEMPO: reunir en él todas las cosas, tanto las del cielo como las de la tierra. Efesios 1:9-10

Aunque el Propósito es Eterno, consumarlo abrió el tiempo, tiempo que está a punto de terminar.

Aunque suene reiterativo, recuerda: El Propósito Eterno de Dios es tener un Pueblo especial para su Reino.

¿Cómo respondes al Propósito Eterno?

 

Rvdo. Nicolás Ocampo M.
Pastor