Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

LA TRISTEZA QUE PROVIENE DE DIOS PRODUCE EL ARREPENTIMIENTO QUE LLEVA A LA SALVACIÓN, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce la muerte. 2 Corintios 7:10

Nada hay TAN ENGAÑOSO COMO EL CORAZÓN. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? 
"Yo, el Señor, SONDEO EL CORAZÓN y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras." Jeremías 17:9-10 

El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios, en toda su diversidad, se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los poderes y autoridades en las regiones celestiales, conforme a su eterno propósito realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. Efesios 3:10-11