Sobornar es ofrecerle dinero, un regalo o inclusive hacerle un favor a alguien, con el fin de alcanzar algo que corrompe la justicia, el derecho y la verdad.

Si Dios tiene algo para ti, Él no necesita que corrompas a alguien ofreciéndole algo para que todo sea inmediato.
Dios requiere que esperes con paciencia a que Él actúe en Su tiempo. Sobornar para lograr algo, siempre traerá desgracia.

La Biblia dice:

La compañía de los impíos no es de provecho; ¡las moradas de los que aman el SOBORNO serán consumidas por el fuego! Job 15:34 NVI

El soborno es una de las prácticas de corrupción a las que la gente más recurre y es la causa de la podredumbre social, ya que se piensa que se puede violar la ley y se puede corregir el delito por medio de coimas y dádivas.
– no le ofrezcas dinero a un funcionario público para que te haga más rápido una gestión.
– no le ofrezcas dinero al guarda de tránsito, paga tus multas.
– no le pagues a alguien para que testifique en tu favor, si esa persona no vio, escuchó y presenció.
– no intimides a alguien con el secreto que le has guardado o que por accidente te enteraste.
– Si algo has logrado a punta de soborno o extorsión, no digas que es bendición de Dios.

La Biblia dice:
Por eso, teman al Señor y tengan cuidado con lo que hacen, porque el Señor nuestro Dios no admite la injusticia ni la parcialidad ni el SOBORNO. 2 Crónicas 19:7 NVI

También dice:

El ambicioso acarrea mal sobre su familia; el que aborrece el SOBORNO vivirá. Proverbios 15:27 NVI

Feliz día,

Rvdo. Nicolás Ocampo M.
Pastor

    

Etiquetas:

2 comentarios en «El Soborno»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.