Gestion Social

RESEÑA HISTÓRICA

ÍNTIMA DEVOCIÓN IGLESIA CRISTIANA

MUNICIPIO DE ANORÍ, ANTIOQUIA

 

…No tengas miedo de hablar de mí ante la gente; ¡nunca te calles!

Yo te ayudaré en todo, y nadie te hará daño. En esta ciudad hay mucha gente que me pertenece.»

Hechos 18:9-10

 

Juan Escobar y Merary Cortés, una joven pareja de esposos; movidos por Dios, con un ferviente deseo de servicio en su corazón y confiando en las promesas dadas por el Señor Jesús; a mediados del mes de julio del año 2015, tras un tiempo en búsqueda de la dirección de Dios y el acompañamiento constante de los pastores Nicolás Ocampo y Nicolás Ocampo jr., deciden dar inicio al trabajo de la expansión del Reino de los Cielos en el Municipio de Anorí, una población ubicada en la Región Nordeste del Departamento de Antioquia, con una población aproximada de 19.000 habitantes y a 178 Km de la ciudad de Medellín. Los primeros cultos se realizaron en su casa los días domingos y miércoles, invitando a conocidos y amigos a compartir de la Palabra de Dios; 6 meses después del primer servicio de reunión, fue posible tomar en arrendamiento un pequeño local para la Iglesia. Siempre ha sido una prioridad en Anorí poder alcanzar a personas no cristianas, personas que no se congreguen en ninguna iglesia. Como parte del trabajo de evangelización de la Iglesia Intima Devoción Anorí, desde el inicio de la obra se ha podido llevar a cabo la visitación y acompañamiento de familias y la divulgación de la palabra de Dios en el centro penitenciario Municipal.

Los pastores Juan y Merary han desarrollado un ministerio bivocacional en esta población; en el cual hasta ahora dividen su tiempo para realizar con amor las labores Eclesiales y cumplir con algunos trabajos seculares, los cuales también ha usado Dios para el crecimiento de su Iglesia y la siembra de su Santa Palabra. Merary, por su profesión como docente del grado preescolar ha tenido la oportunidad de educar niños y niñas, siguiendo los lineamientos de una malla curricular dada por la Institución educativa, pero al mismo tiempo basando gran parte de éstas actividades académicas en la Palabra de Dios, consolidándose así un hermoso grupo de infantes que en su mayoría hoy conforman la Iglesia Infantil Íntima Devoción Anorí. Además, El Señor Jesús ha abierto las puertas en dicho plantel educativo para que los pastores tengan un espacio trimestral con todos los docentes del Municipio Anorí para compartir con ellos las Sagradas Escrituras y además, cada semana los días domingo les permiten a los pastores reunirse con la Iglesia en la sede primaria del colegio para llevar a cabo los cultos de adoración a Dios. Por otro lado, Juan se desempeña también como administrador de uno de los medios de comunicación del Municipio, la emisora Comunitaria Anorí Estéreo, medio que Dios les ha permitido usar grandemente para la predicación del evangelio y la producción de contenidos radiales que honran la Palabra de Dios.

Han sido 3 años de sonrisas y lágrimas, pero en los cuales Dios ha manifestado su Gracia y ha dado la fuerza a los pastores Juan, Merary y su hija Sara para seguir batallando y anunciando su Plan de Salvación, y poder decir con toda confianza, Hasta aquí nos ha ayudado el Señor.

Bajo la cobertura a nivel nacional de la Iglesia Cristiana Cuadrangular comienza una pequeña obra misionera en la ciudad de Medellín, en el barrio Estadio, muy cerca de la IV Cuarta Brigada del Ejército Nacional  en agosto del año 2003.

Ésta obra misionera comenzó contra todo pronóstico, debido a lo difícil que parecía ser predicar la Palabra de Dios en un barrio como estos; además se tenían precedentes de algunos pastores que habían intentado aperturar obras en este sector, pero sin conseguir resultados.

 

Nuestro propósito siempre ha sido el de llegar a las almas necesitadas con el mensaje de salvación y de esperanza de Jesucristo.

 

Durante estos quince años hemos crecido y hoy somos una iglesia de 400 miembros, lo que nos ha llevado también a entrar en un proceso de transición (Obtención de personería jurídica para la congregación) y adopción de tecnologías que nos permitan llegar a muchas más personas con el Mensaje de Jesucristo.

Las Sagradas Escrituras
Creemos que la Santa Biblia es la Palabra del Dios viviente; inmutable, firme, incambiable como su autor el Señor Jesucristo.
Mateo 24:35, Salmos 119:89, II Timoteo 3:16-17, Salmos 119:105, Juan 5:39.

La Trinidad
Creemos que hay UN solo Dios verdadero y viviente: En la unidad de la deidad hay tres, iguales en cada perfección divina ejecutando oficios distintos pero armoniosos en la gran obra de redención
I Juan 5:7

La Caída del Hombre
Creemos que Dios creó el primer hombre y a la primera mujer, Adán y Eva, para vivir en el mundo perfecto creado por El; que Satanás, por medio de la serpiente, causó que pecaran; su desobediencia a Dios los separó de Él, dejando a sus descendientes, nosotros, bajo el dominio del pecado y de Satanás, hasta ser liberados al aceptar a Jesús como Señor.

El Plan de Redención
Creemos que Jesucristo el Hijo, enviado por el Padre, dio Su vida para salvar a la humanidad de la muerte y condenación que tuvo efecto desde la caída de Adán y Eva—Él tomó el lugar de los pecadores condenados a muerte; y porque El murió, nosotros no moriremos eternamente; que el verdadero creyente en Cristo es salvo y vivirá para siempre en la Resurrección.
Juan 3:16

Salvación a Través de la Gracia
Creemos que la salvación es un regalo que Dios ofrece a todos; que fue pagado por Cristo al morir en la cruz; que no hay nada más que hacer sino recibirlo; que es otorgada por la gracia de Dios y que no
puede ser ganada por obras u otros medios, sólo se puede recibir a través de la fe en el Hijo. Efesios 2:8, Romanos 3:10, 23

Arrepentimiento y Aceptación
Creemos que el arrepentimiento—El dolor por los pecados que hemos cometido y la decisión de alejarnos de ellos—son necesarios para recibir el regalo de la salvación (Aceptación y vida eterna con Dios); y que el arrepentimiento auténtico trae verdadera aceptación de parte de Dios nuestro Creador.
I Juan 1:9, Romanos 5:1-2, Romanos 8:1, Lucas 1:77-79, Juan 6:37

La Vida Cristiana Cotidiana
Creemos que el creyente, ahora libre del control del pecado y de Satanás, puede y debe vivir una vida agradable al Señor, creciendo en las Escrituras, llevando una vida de oración, amor, compañerismo cristiano, de servicio a otros, obediencia piadosa, aprendiendo—y enseñando—acerca del Señor, compartiendo las Buenas Nuevas con todos, siguiendo la santidad de Dios, Vistiendo toda la armadura de Dios.
I Tesalonicenses 4:3, I Tesalonicenses 5:23, II Corintios 7:1, Proverbios 4:18, Hebreos 6:1, Romanos 8:5, Isaías 35:8

El Bautismo en Agua y la Cena del Señor
Creemos que la inmersión en agua es una señal de nuestro nuevo nacimiento ante el mundo; que, así como Cristo fue colocado en la tumba y resucitó, así también nos consideramos muertos a nuestra naturaleza antigua, como si fuésemos “sepultados” en agua, ascendiendo a una vida eterna.
Creemos que, al obedecer el mandamiento del Señor, bebiendo juntos de la copa, “Haced esto en memoria de mí,” nos recuerda la sangre que Cristo derramó por nosotros, y al comer el pan, recordamos Su cuerpo golpeado y herido— sacrificado en nuestro lugar.

Los Dones del Espíritu Santo
Romanos 12:6-8, Romanos 11:29, I Corintios 12:11, I Corintios 14:12, I Corintios 12:1,31

Moderación
Creemos que la moderación—la vida equilibrada— del creyente debe ser obvia a todos; que el creyente
nunca debe ir a los extremos de fanatismo; que el andar del cristiano debe ser maduro y estable, nunca grosero o arrogante, siempre gentil y humilde, misericordioso y bueno; que el cristiano debe actuar como Cristo actuaría
Filipenses 4:5, Efesios 4:14,15, I Corintios 13:5, Colosenses 3:12-13

Sanidad Divina
Creemos que, así como Cristo estaba dispuesto y capacitado para sanar a la gente en Israel hace 2000 años atrás, Él está dispuesto y es capaz de sanar hoy a quienes necesiten sanidad mental, física o espiritual; que tales sanidades pueden recibirse por medio de la oración, por la unción con aceite de los ancianos de la iglesia; creemos que es un don espiritual.
Mateo 8:17, Mateo 9:5, Marcos 16:17,18, Hechos 4:29,30, Santiago 5:14-16

La Segunda Venida de Cristo
Creemos y esperamos el día de la venida del Señor; que Su regreso puede ser hoy, pero—si no lo es—que la obra del Señor debe continuar y ser proyectada; que cuando El regrese, los muertos en Cristo, resucitarán primero, y después los que queden se reunirán con El en las nubes; que en el tiempo de Su regreso habrá una gran Tribulación, el reino de Satanás terminará y Cristo gobernará con Su iglesia por mil años y después todo será hecho nuevo.
I Tesalonicenses 4:16,17; Tito 2:12,13; Mateo 24:36,42,44; Hebreos 9:28; Lucas 19:13; Lucas 12:35-37

Relación Dentro de la Iglesia
Creemos que es el deber, honor y gozo de todo creyente en Cristo congregarse con otros creyentes, que se puedan fortalecer uno a otro, que puedan alabar y cantar al Señor juntos para Su gozo, que puedan unir sus esfuerzos y recursos (dinero, tiempo, etc.) para proclamar mejor el Evangelio, que puedan estar con el Señor “donde dos o tres se reúnan en mi nombre, yo estaré allí.”
Salmos 111:1; Hebreos 10:24,25; Hechos 2:47; Hechos 16:5; Romanos 12:5; Romanos 12:6-8; Malaquias 3:16,17

Gobierno Civil
Creemos que el gobierno has sido establecido por Dios para el interés y bienestar de toda la gente, porque nuestro Dios no es un Dios de confusión o desorden; que las leyes deben ser obedecidas; que debemos orar y apoyar siempre a quienes representan al gobierno, excepto en lo que sea contrario a la voluntad de Dios; que Jesús es el verdadero Rey y que cualquier otro gobernante reina bajo Su señorío y hasta donde Él lo permite.
Romanos 13:1,3; Deuteronomio 15:18; II Samuel 23:3; Éxodo 18:21-23; Jeremías 30:21; Hechos 5:29; Mateo 10:28; Daniel 3:15-18; Daniel 6:7-10; Hechos 4:18-20; Apocalipsis 19:16; Salmos 72:11; Romanos 14:9-13.

El Juicio Final
Creemos que los muertos—tanto buenos como malos—se levantarán para comparecer ante la presencia de Dios; y a quienes confiaron en Jesús se le concederá la vida eterna en la presencia de su Señor, pero quienes no creyeron en El serán lanzados al Lago de Fuego para siempre.
II Corintios 5:10; Mateo 13:41-43; Apocalipsis 20:14,15

El Cielo
Creemos que el Cielo es un lugar real donde habita Dios con sus ángeles y seres vivientes, quienes
le alaban todo el día; en donde sus santos—los creyentes en Cristo—estarán ante su Señor sin pecado y culpa; donde no hay tristeza, lágrimas, dolor ni muerte.
I Corintios 2:9; Juan 14:2; Apocalipsis 22:5; Apocalipsis 21:4; Apocalipsis 7:15-17

El Infierno
Creemos que el Infierno también es un lugar real, un lugar de tormento y separación de Dios, el cual será echado en el Lago de Fuego el Día del Juicio, junto con la Muerte, el Anticristo, el Falso Profeta y todos los muertos que no creyeron en Cristo—cuyos nombres no fueron escritos en el Libro de la Vida.
Mateo 13:41,42; Apocalipsis 20:10,14,15; Ap 14:10,11; Mateo 25:41; Marcos 9:43,44; Ezequiel 33:11

Evangelismo
Creemos que a medida que se acerca el retorno de nuestro Señor, la Iglesia debe trabajar con mayor fuerza para alcanzar a toda la humanidad con el mensaje salvador del Evangelio; que los recursos de la Iglesia deben ser utilizados en la causa de la evangelización.
II Timoteo 4:1,2; Efesios 5:16; Proverbios 11:30; Santiago 5:20; Ezequiel 3:17,18; Juan 4:35-37; Mateo 9:38; Marcos 16:15

Diezmos y Ofrendas
Creemos que la práctica del diezmo — dar el diez por ciento a la iglesia — será honrada por el Señor; que las ofrendas de buena voluntad también serán bendecidas por Dios, dando con alegría lo que cada uno propuso en su corazón
I Corintios 16:1,2; Lucas 6:38; Malaquias 3:10; II Corintios 9:7