FÉ DOGMÁTICA.
Este ámbito de la fe es el conjunto de creencias que forman LA SANA DOCTRINA y que además de consolidar al creyente, le permite adquirir conocimiento para la salvación y criterio frente a lo que creemos y lo que no creemos.

Un ejemplo:
Los Cristianos CREEMOS en LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS, pero NO CREEMOS en la reencarnación.

A continuación compartiré algunas creencias que la Iglesia de todos los tiempos ha conservado como su Credo.

I. Las Sagradas Escrituras:
Creemos que la Biblia es la palabra inspirada por Dios, perfecta, sin errores; que está para ayudarnos y revelar a Jesús—el Hijo de Dios, el Salvador de la humanidad; que instruye a la gente cómo vivir y ser salva. 2Ti. 3:16-17
II. Divinidad eterna.
Creemos que Dios es Uno – El Padre, Hijo y el Espíritu Santo. 1Jn. 5:7
III. La caída del hombre.
Creemos que el hombre fue creado a la imagen de Dios pero por su desobediencia voluntaria cayó de la perfección. Ro. 5:12
IV. El plan de salvación.
Creemos que cuando nos hallábamos inmersos en el pecado, Cristo murió por nosotros, otorgando el perdón a todos los que creemos en El. Jn. 3:16
V. Salvación a través de la gracia.
Creemos que no hay nada bueno en nosotros sino que debemos venir a Cristo para que Él nos llene de sus virtudes. Ef 2:8
VI. Arrepentimiento y Aceptación.
Creemos que si aceptamos a Cristo con todo nuestro corazón, arrepintiéndonos de nuestros pecados con sinceridad, somos justificados delante de Dios. 1 Jn 1:9
VII. El nuevo nacimiento.
Creemos, que al convertirnos, el cambio que sucede en nuestra vida es real y espiritual. Jn 3:3
VIII. La vida Cristiana cotidiana.
Creemos que es la voluntad de Dios que seamos santificados diariamente y crezcamos constantemente en la fe. He 6:1
IX. El Bautismo en agua y La Cena del Señor.
Creemos que el bautismo por inmersión en agua es una señal exterior de la obra interior.
Nosotros utilizamos el pan y jugo de la vid de manera simbólica para conmemorar la Cena del Señor. Mt 28:19; 1 Co. 11:28
X. El Bautismo del Espíritu Santo.
Creemos que el Espíritu Santo al bautizar al creyente, lo llena con poder para servicio, para orar, sanar, dar testimonio y más—todo para la gloria de Dios y principalmente para la salvación de almas. Hch 2:4
XI. La vida llena del Espíritu Santo.
Creemos que es la voluntad de Dios y Él se complace en que caminemos diariamente en rectitud, compasión y obediencia. Hch 5:16, 25
XII. Los dones del Espíritu y el fruto del Espíritu.
Creemos que el Espíritu Santo posee dones que quiere dar a los creyentes; y que debemos demostrar fruto espiritual como evidencia de la plenitud del Espíritu Santo en nuestras vidas. 1 Co 12:1
XIII. Moderación.
Creemos que la experiencia en la vida cotidiana del creyente, nunca debería llevarlo a extremos de fanatismo. Fil 4:5
XIV. Sanidad Divina.
Creemos que, la Sanidad Divina es el poder de Cristo sanando al enfermo como respuesta a la oración de fe. Stg 5:14-16
XV. La Segunda venida de Cristo.
Creemos que la segunda venida de Cristo es inminente y personal. 1 Ts 4:16,17
XVI. Relación dentro de la Iglesia.
Creemos que es nuestra responsabilidad sagrada identificarnos con la Iglesia visible de Cristo. Heb 10:24,25; Hch 16:5
XVII. Gobierno Civil.
Creemos que el gobierno ha sido establecido por Dios para el interés y bienestar de toda la gente; que las leyes deben ser respetadas y obedecidas; excepto en lo que sea contrario a la voluntad de Dios. Ro 13:1-5
XVIII. El Juicio Final.
Creemos que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo y allí recibiremos vida eterna o la muerte. 2 Co 5:10
XIX. El Cielo.
Creemos que el cielo es la gloria eterna, y para los que hemos nacido de nuevo, nuestro hogar. 1 Co 2:9
XX. La condenación eterna.
Creemos que el lago de fuego y azufre es un lugar de tormento eterno para todos los que han rechazado a Jesucristo como su Señor y Salvador. Ap 20:10,15
XXI. Evangelismo.
Creemos que ganar almas es la responsabilidad primordial de la iglesia. Stg. 5:20
XXII. Diezmos y ofrendas
Creemos que la práctica del diezmo (diez por ciento), y las ofrendas de buena voluntad —son los métodos ordenados por Dios para el sustento y extensión de su causa, y que serán honrados y bendecidos por Dios. Mal. 3:10, 2 Cor 9:7

Todo el dogma, es decir, la creencia, credo, fundamento, debe ser Bíblico, si algo está por fuera de la Biblia, entonces está fuera de la Fe.

Nicolás Ocampo Jr.
Pastor.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.